Home / Consejos / 10 Diferencias entre salir con una mujer y una niñita. Aprende o morirás soltera.

10 Diferencias entre salir con una mujer y una niñita. Aprende o morirás soltera.

Loading...

Todos los hombres saben que salir con una niña no es cosa fácil, así que si piensas que “todas las mujeres son iguales”, te tenemos una noticia: ¡haz salido con puras niñas! En el momento que salgas con una mujer lo sabrás, ya que nada es igual.

Las diferencias entre niña y mujer no son simplemente estéticas, se refieren a su actitud ante la vida. Así que ¿sales con una niña o con una mujer? Estos 10 puntos de ayudarán a saberlo.

1. Las niñas se visten con ropa provocadora para ser atractivas, una mujer sabe que hay más de una manera de verse sexy sin importar lo que lleve puesto.

Las mujeres entienden que vestirse de manera provocativa no es la única forma de llamar la atención de los hombres. Una verdadera mujer está cómoda con su cuerpo y con su forma de ser, por lo que no necesita traer “todo de fuera”. Al final de cuentas lo sexy es sexy, independientemente de cómo esté cubierto.

2. Las niñas esperan que su pareja sepa lo que están pensando o cómo se sienten, las mujeres hablan abiertamente de las cosas.

Los hombres no pueden leer la mente. Tal vez las relaciones serían más fáciles si ese fuera el caso, pero no lo es. Las niñas creen que su pareja debe saber exactamente lo que está pensando o sintiendo; en el peor de los casos dicen que “todo está bien” cuando es evidente que no es cierto. Una mujer no tiene problemas para hablar como adulto. Si algo le molesta o algo anda mal la comunicación es clave.

3. Las niñas asumen que “el hombre debe pagar”, las mujeres son económicamente independientes.

A todos nos gusta que nos consientan, sin embargo no es obligación de nadie. Por ello a la hora de la cuenta las niñas asumen que el hombre “debe” pagar. Las mujeres no dependen de nadie para salir a divertirse o a comer. Una verdadera mujer recuerda a su hombre que está con él por cómo la hace sentir y porque la respeta, no porque quiere su dinero.

4. Las niñas se emborrachan y pierden el control, una mujer conoce sus límites.

A todos nos ha pasado que a la hora de la fiesta se nos vayan unas copas de más. Para las niñas no hay otra opción, después de todo su novio la cuidará y la llevará a casa. Una mujer de verdad sabe tomar, y esto no significa que se limite, ya que algunas toman ¨como hombre¨, pero conocen cuando han tenido suficiente. Beber más no es necesario para seguir la diversión.

5. Las niñas mueren por cambiar su estado de Facebook a “En Una Relación”, a las mujeres hasta se les olvida que usan esa red social.

La mayoría de las niñas se la pasan presumiendo su relación en Facebook, y no estamos diciendo que sea algo malo subir fotos con tu pareja, pero una mujer de verdad está ocupada viviendo su vida como para estar pegada al teléfono hablando de su relación, ellas la disfrutan al máximo.

6. Las niñas viven de acuerdo con lo que ven en la tele, una mujer lee y vive la vida a su modo.

Tristemente, una niña se deja influenciar por lo que ve en las películas y en la televisión, espera que su relación de pareja sea igual de dramática y tormentosa como suelen serlo en las telenovelas. Una mujer de verdad tiende a pensar fuera de la caja y comprende que esa no es la realidad, además busca entretenimientos más sanos, como la lectura.

7. Las niñas hablan de cosas insignificantes, una mujer busca una conversación estimulante.

No hay nada más aburrido que hablar de que “ese vestido no le queda” o de si fulanita está más gorda. El problema es que las niñas no tienen intereses más allá de cosas muy básicas en su pequeño mundo. Una mujer de verdad no sólo es capaz de tener una conversación compleja, te dará argumentos fundamentados y te hará cuestionarte algunas cosas.

8. Las niñas comen ensaladas, una mujer de verdad come lo que se le pega la gana.

No queremos decir que las mujeres de verdad odien las ensaladas, el punto es que no comen sólo eso frente a un hombre para después entrarle a otra cosa a escondidas. Las mujeres de verdad cuidan lo que comen porque les gusta estar saludables, las niñas lo hacen sólo para que los demás lo noten. A una mujer de verdad no le da pena comer lo que le gusta, es completamente normal.

9. Las niñas sólo hacen lo que saben, una mujer no tiene miedo a intentar cosas nuevas.

Las mujeres entienden la importancia de tener experiencias en la vida, por eso no les da miedo hacer algo nuevo, ya sea comer un platillo exótico, conocer gente nueva o viajar a un lugar desconocido. Tienen la confianza y la determinación de vivir la vida al máximo. En cambio las niñas suelen no tener idea de qué hacer con su vida, muchas sólo están esperando conocer al hombre que les resuelva la vida.

10. Las niñas necesitan un guardián, una mujer de verdad no necesita de nadie más que a sí misma.

No hay nada -y esto es en serio-, ¡NADA! más atractivo que una mujer que se puede cuidar a sí misma. Todas son capaces de hacerlo, pero muchas no lo hacen porque no es cosa fácil. Una niña sólo está esperando quien la salve. Las mujeres de verdad son independientes, fuertes y llenas de confianza en sí mismas.

¿Y tú, eres una niña o eres una mujer?

Loading...