Home / OMG / Ella contrato a un vagabundo en su cafetería, dos semanas después encontró esto en la cocina.

Ella contrato a un vagabundo en su cafetería, dos semanas después encontró esto en la cocina.

Loading...

Este hecho ocurrió en una cafetería llamada Abi’s Café, ubicada en Minneapolis, Estados Unidos. Esta cafetería era atendida por su propia dueña, de nombre Abi, ya que a ella le gusta mucho estar atenta de sus clientes.

Cuando se trata de contratar empleados, es bien sabido que es muy complicado si se tiene más de treinta años de edad, antecedentes penales o no se tiene experiencia, por este motivo muchas personas terminan en la calle pidiendo limosnas.

Este fue el caso de Marcus, el mendigo que terminó en la cafetería de Abi. Si quieres conocer cómo sucedió esta gran historia, continúa leyendo este artículo.

MIRA LA HISTORIA DE ESTE VAGABUNDO QUE TERMINÓ TRABAJANDO EN UNA CAFETERÍAmendigo

Foto/VidaMendigo

Marcus se acercó a la cafetería de Abi a pedir limosna y cuando este le pidió una moneda a la dueña del local, esta le ofreció una cosa mejor, la mujer le dijo: “Yo te veo sano, ¿no sería mejor ganarte tus propias monedas a costa de un empleo?”.

En ese momento la mujer estaba pasando por un mal momento en su negocio y necesitaba personal, mientras que Marcus necesitaba dinero.

El hombre ante la propuesta de la mujer le confesó que le encantaría, que era muy penoso ir pidiendo dinero por las calles, pero que con el tiempo se había acostumbrado, ya que lo hacía por la necesidad de poder comprar algo para comer.

Marcus aceptó el trabajo, estaba muy feliz de por fin tener una fuente de ingresos y Abi pudo tener un empleado que le demostró que podía ganarse su puesto. Marcus resultó ser lo que la dueña esperaba, era un hombre muy responsable y con buen desempeño.

Cualquier otra persona pudo haber echado a Marcus cuando entró a pedir limosna, pero en cambio esta mujer le transformó su vida. Al poco tiempo ya Marcus estaba recibiendo ganancias y propinas y el negocio de la cafetería mejoró notablemente.

A veces, lo que necesitamos es deshacernos de los prejuicios y darle la oportunidad a la gente, al fin y al cabo cuando se realiza algo bueno, sólo puedes recibir algo bueno a cambio.

Fuente: Aportesdesalud

Loading...