Saltar al contenido

5 posturas para que el aguante mas en la cama

Durante el sexo, normalmente la mujer tarda un poco más que el hombre en alcanzar la excitación y también en llegar al orgasmo. Es comprensible que este escenario pueda dar lugar a problemas en el dormitorio… pero no tiene por qué ser así.

Si quieres disfrutar de mejores encuentros con tu pareja, prueba estas 5 posturas sexuales para retardar la eyaculación y ayúdale a durar más tiempo. ¡Verás como ambos quedáis satisfechos!

Pero no basta solo con probar con estas posiciones. Además, dedicarle tiempo a los preliminares y aderezar el rato con juegos sexuales puede también ser de ayuda para asegurar que vuestro tiempo juntos sea relajante, excitante y divertido.

Comienza por la protección

Antes de empezar, es importante crear un entorno placentero pero también seguro, para que podáis disfrutar del encuentro sin riesgos.

Afortunadamente, Durex cuenta con una gran gama de preservativos y lubricantes diseñados para ayudarte a crear una experiencia realmente excitante, un ingrediente básico para disfrutar de cada una de las posturas sexuales que te proponemos.

Estas son nuestras 5 excitantes alternativas:

La cucharita

Un clásico para intimar que, también, resulta ser una de las mejores posturas sexuales para retardar la eyaculación. Esta posición requiere que ambos os tumbéis de lado, mirando en la misma dirección. Con tu chico detrás de ti, deja que te penetre bien y disfruta de lentos movimientos de balanceo mientras vuestros cuerpos se funden juntos.

Dado que esta postura conlleva una penetración poco profunda, probablemente él dure más, pues la estimulación no es tan intensa y, además, los movimientos más lentos pueden ser muy placenteros para ambos.

En esta postura él puede abrazarte para mejorar la sensación de intimidad, que es básica para un sexo estupendo. Pensad en usar un vibrador al mismo tiempo para aumentar el placer y la estimulación en zonas como el clítoris. ¡Verás qué bien os lo pasáis!

El perrito

Si tu pareja es un gran fan del estilo perrito, pero esta postura le excita demasiado rápido, una sencilla modificación puede cambiar las cosas un poco. Empezad en la posición del perrito habitual, poniéndote tú a cuatro patas con tu pareja arrodillado detrás de ti.

Deja que te penetre por detrás y, poco a poco, ve bajando tu cuerpo hasta que estés tumbada sobre tu estómago. Tu chico debe seguir tus movimientos para evitar perder la penetración y puede tumbarse sobre ti (con su barriga sobre tu espalda) o mantenerse ligeramente erguido sobre sus rodillas.

Eso reducirá la cantidad de estimulación que sentirá para así poder durar más mientras tú consigues una penetración suave y deliciosa. ¿Quieres aumentar el placer?, usa tu mano o alguno de los juguetes sexuales Durex para estimular tu clítoris durante el encuentro y explota en un orgasmo inolvidable. 

Sentados

Esta es otra de las posturas sexuales para retardar la eyaculación que, sin duda, conviene probar. Deja que tu chico se siente en una silla, sofá o al borde de la cama, mientras tú te montas encima. Envuelve tus piernas en su espalda y une tus brazos alrededor de su cuello mientras te penetra, dando lugar a una postura de gran intimidad.

Esta posición es ideal para una larga sesión porque es lenta, está llena de pasión y ofrece la posibilidad de una satisfactoria penetración profunda sin excitarse demasiado, alargando el momento del clímax.

La cruz

¡Una posición que promete subir la temperatura del encuentro! Con esta opción él podrá penetrar profundamente en movimientos lentos, por lo que ambos disfrutarán de ella, además de conseguir que él alcance el clímax un poco más tarde.

Para llevarla a cabo tú debes acostarte boca arriba con una pierna flexionada y la otra estirada. Él se sentará encima del muslo de la pierna que tienes estirada, encajando en una posición que permita la penetración.

Mientras todo esto sucede, dile que te acaricie el pecho para que puedas disfrutar al máximo. Seguro que ambos quedan más que complacidos con el experimento.

Encima

Finalmente, si quieres tener todo el control de vuestro encuentro, ¡ponte encima y domina la situación! A los hombres les encanta esta postura por la buena penetración y la vista tan sexy que tienen, pero como tú tienes el mando, tú decides la intensidad de los movimientos.

Para prolongar el éxtasis y ayudar a que tu chico dure más, inclínate hacia adelante y descansa sobre tus codos. Esto aumentará las posibilidades de que él dé en tu punto G pero reducirá los empujes agresivos que penetran muy a fondo, y además os permitirán besaros y disfrutar de otros tipos de intimidad.¿A qué esperas para probar estas 5 posturas sexuales para retardar la eyaculación? Ser creativo bajo las sábanas no solo aumenta el placer, sino que permite que ambos disfrutéis como deberíais. ¡Verás como os lo pasáis genial!